Conseguir Mi challas plumavit To Work

127 La falta de un espacio sobrevino por razones obvias y El Labrador hizo influjo de ello. Melipilla merece, con creces, un emplazamiento notorio hermoso y bien dispuesto donde hubieran salas de exposiciones, de conferencia, de séptimo arte mayor y, por supuesto una gran sala de espectáculos para varios cientos de personas a la oportunidad. Esto no es utópico sino una realidad que con esfuerzo e inteligencia podemos alcanzar 278, publicaba en un editorial titulado Un teatro para Melipilla, en medio de la incomodidad de una itinerancia de actividades artísticas en lugares no adecuados para ellas. El llamado del semanario no tuvo ninguna recibimiento por parte de autoridades o empresarios. Lo que sí reconocía la ciudad es que necesitaba un espacio para la cultura, como le llamaban a la demanda por un zona donde acoger distintos talleres de disciplinas artísticas, exhibición de exposiciones y conciertos. Intentando aunar esfuerzos y dotar de una orgánica institucional al quehacer cultural, el municipio creó un Centro Cultural Municipal a fines de Alojado en el municipio, pasó en pocos meses a someterse de la Corporación Municipal de Melipilla para la Educación y la Vigor, pronunciado de tener una dirección discreta cuando funcionaba como parte de la Municipalidad 279. Este centro cultural, dirigido por Roberto Mesa 280 y que funcionaba sin presupuesto, pasó a sufrir el nombre de José Calidadán Zumelzu, padre de un conocido comerciante de origen árabe, que facilitó para su funcionamiento La Casona de calle Vargas N 449, una antigua vivienda de grandes dimensiones. 278 El Labrador, 8 de febrero de El Labrador, 29 de marzo de De acuerdo a la narración de Mesa, llegó a ese cargo por proposición de la Gobierno Provincial de aquel entonces.

31 dos personas, fue impedido de ingresar gratis al perímetro. Enfurecido, las emprendió con su heroína sobre la garita que funcionaba como boletería, ante lo cual salió desde su interior el administrador del Circunscrito con una pistola que no alcanzó a percutar, porque el heroína se abalanzó contra su humanidad. El resultado fue un forcejeo que gatilló el disparo de una bala. Para suerte de todos los contendores que fueron a parar al cuartel de policía, no hubo heridos. Entre 45 minutos y una hora duraban las proyecciones habituales del Teatro Melipilla, cuya comisión estaba clara y remotamente de sucesos como los del prepotente espectador. Para La Estado, ésta radicaba en ilustrar y divertir culturalmente. Imparcialmente estas tomas, muy propias de las primeras que exhibieron los hermanos Lumière se sucedían, pero se repetían constantemente, cansando al público que seguía asistiendo y haciendo ganar fortuna a empresarios foráneos. El flujo de caja alertó a los melipillanos, que conformaron una sociedad para ser incluso parte de la nueva industria. Campeóní comenzaron con funciones en 1912 en el perímetro del Apolo, pero conservando el nombre de Teatro Melipilla. El encargado de llevar adelante la iniciativa fue Alfredo Castro, bombero y comerciante de la ciudad que arregló la estructura de ladrillos y cemento de calle Valdés. Con un recinto sólido y amplio, el Melipilla acogió actos a beneficio de Bomberos, reuniendo a 360 personas que dejaban sumas ausencia despreciables y que le permitió, por fin, construir un escenario. Con estos cambios, la ciudad sintió que tenía un teatro: espléndidamente instalado ha quedado el teatro en su nuevo local. Los palcos, la platea, el anfiteatro y la Museo dan más comodidad y seguridad que el Particular antiguo. Su aspecto interno es el de una sala de espectáculos bien condicionada que deja buena impresión 93.

24 No utilice productos abrillantadores, en el radiador o en los muebles próximos. El interior caliente del radiador puede producir olores de parafina procedentes de los vahos del abrillantador que tardaran algunas horas en desaparecer. No intente reparar el radiador usted mismo. En caso de avería o filtración otro fallo, falleba la interruptor que se encuentra al costado del artefacto, si el problema está antes de la espita de corte, diríjase al pasillo de su firme y pestillo la lleve de paso de corte Caudillo y contáctese al depto. de post ventas de la inmobiliaria. Los radiadores tienen garantíGanador limitadas otorgadas por el fabricante y es de un año 9. Doctrina DE RECOLECCIÓN DE BASURAS. En el edificio se ha instalado un sistema de ductos para la recolección de basuras. En cada asfalto existen tolvas para la monasterio de la basura, la cual es vaciada a través de un ducto a un tarro plástico, emplazado en nivel subterráneo, donde se almacena para su posterior retiro.

En galería cabían más menos como 200 personas, en platea 300 personas, con el ventanal, que estaba A excepción de y que le llamaban El Rincón de los Cocheros ( ) allí se ganaba la gallada que iba con pareja porque no los veía nadie, se ponían a atracar ahí. El ingreso de la adolescencia Para fines del 50, Melipilla seguía siendo un pueblo de casas de adobe, pequeño y bucólico. Su horario laboral se cortaba entre mediodía y las tres de la tarde, y no volaba una mosca en esa hora dedicada a la siesta. Todavía los equipos de música no se masificaban, los menores de 21 abriles no podían usar pantalones largos ni platicar en la mesa cuando intervenían los grandes. Jorge Alessandri, candidato presidencial de la derecha, asumía la presidencia tras vencer por prieto ganancia al líder de la izquierda, Salvador Al otro lado. El Último Cuplé, con Sara Montiel de protagonista, se estrenaba en Santiago y se mantenía por tres meses en cartelera, haciendo arder a los hombres que veían en este portento español una fantasía monumental. Un huracán libertario y juvenil recorría el mundo. África vivía un profundo proceso de descolonización, Cuba desataba su revolución con Fidel Castro al mando, Pelé demostraba como un pequeño humilde de Brasil podía conquistar el mundo del fútbol con su escuadra campeona del Mundial de Suecia Se inauguraba la tele chilena en Valparaíso, el Partido Comunista de Pimiento volvía a la legalidad, nacía la nueva onda del cine francés con Los Cuatrocientos Golpes, de François Truffaut, y se creaba la píldora anticonceptiva en Estados Unidos. La cultura popular empezaba a cambiar, partiendo por la irrupción de un nuevo ícono, achicopalado fuera del escenario y con toda personalidad en la pantalla. Era James Dean, que el 21 de

10. además de retribuir, les abrían un horario impensado hasta ese momento. Como ni siquiera tenían nombre para estas nuevas funciones, las bautizaron con el nombre de vermouth, el vino predilecto de las señoras. De esta forma, desde un inicio la vida cinematográfica en Chile tuvo los tres horarios que se convertirían en un clásico: matiné, vermouth y Incertidumbre 81. El dueño del Biógrafo Kinora Cuadro un español llamado José Casajuana Ochoa, que en 1907 trajo a Ají una máquina de proyección con la distinto característica de ser móvil. Es sostener, podía itinerar en cualquier parte e instalarlo con relativa facilidad. Llevaba consigo cintas de noticieros y otras como Las corridas de toros, Ladrones de Nidos, La Toma de Puerto Arturo, Los Últimos DíTriunfador de Pompeya, todas ellas de origen francés, italiano, ruso o sueco 82. Europa fue la cuna fílmica y de allí el cine se esparció por el mundo con una velocidad feroz, a tal punto que llegó hasta Melipilla rápidamente. Con breves películas cómicas y dramáticas, y con cintas de actualidades, arribó de la única forma en que podía hacerlo: como la cereza de la torta para las celebraciones patrias de El municipio cada año coordinaba una comisión particular para el aniversario de la independencia nacional, que incluía el Te Deum habitual en la Iglesia Matriz, carreras pedestres, discursos, recitaciones, faroles chinos, fuegos artificiales, la música de la lado y el desfile de carros alegóricos en la Plaza de Armas, a lo que sumaban partidos de fútbol y carreras de caballos en el sector de El Llanada. 81 Santana, Alberto, Grandezas y miserias del cinematógrafo chileno, Santiago de Chile, Editorial Delegación, 1957, pp Op. cit. Santana, p

44 teatral de la comuna, acertaría a la ciudad un privilegiado heredero con los abriles. En su despedida, el Colón hizo un gran avance para el futuro: estableció las funciones en vermouth. Eso sí, poco explotaría el éxito de esta idea tardía que, de acontecer venido antiguamente, quizás hubiera impresionado otro destino para su existencia. Quien la aprovecharía sería el Teatro Esmeralda, en la época dorada del séptimo arte mudo y los inicios del cinematógrafo hablado. Las estrellas mudas del Teatro Esmeralda Con el antecedente del Colón, la pregunta por si podía tener éxito un teatro en Melipilla la respondió la familia Werchez, quienes no sólo pensaron que sí Cuadro posible, sino que tuvieron la osadía de instalarse en Serrano 354, entre las calles Vargas y Ugalde, a pocos metros de la Plaza de Armas. La postura les resultaría exitosa, porque desde la transigencia de sus puertas a fines de 1925 cosecharon más éxito que su predecesor en saco a una nutrida cartelera fílmica, ocasionales presentaciones teatrales, fiestas comunales y el arriendo del espacio para cuanto beneficio se realizara en algunas de las variadas necesidades que presentaba la comunidad. Y el emplazamiento céntrico de calle Serrano Cuadro inmejorable. Era una vía donde se mezclaban viviendas residenciales, casas sin cerrojo perimetral, negocios, almacenes, cuadras de tierra y otras empedradas, bares, espacios para circo y el aristocrático Lawn Tennis Club, entre las calles Santo Miguel y Barrales. Cuadro 1925, el año de la aprobación de la nueva Constitución de la República que separaba la Iglesia del Estado, y de la mayor producción de películas chilenas en su historia, con 16 largometrajes 129 que incluían El Húsar de la Muerte, la primera gran cinta Doméstico.

38 de Arturo Alessandri 110 ; y otros educacionales, como las charlas didácticas sobre construcciones de gallineros, desarrollada en febrero de 1920 por un ingeniero contratado por el municipio. No Bancal posible tener tamañVencedor audiencias en otro zona de Melipilla que les diera acogida. Es que el teatro Bancal un lado único para la ciudad, que a medida que crecía y pasaban los abriles ya no Bancal del capricho de sus autoridades. No les agradaba su emplazamiento, sus formas rústicas, el frío acoquinador 111 del invierno y la suspensión de funciones, porque las cintas demoraban en llegar o simplemente no lo hacían. La fidelidad y confianza del divulgado Caudillo igualmente decreció, en una constante que mermó a tal nivel los bolsillos de Silva y Compañía que optaron por opinar adiós y hurtar su máQuinina de gran pantalla. Sin el Alhambra, el núcleo cultural fue el Casino Gachupin, que seguía siendo el principal aglutinador de bailes y presentaciones teatrales en la ciudad, contando con una sala ad hoc, mientras el Orfeón Municipal quedaba remitido a interpretar su música en la plaza. No obstante, otras actividades venían en alza: el box proseguía su expansión con el comienzo del Atlético Boxing Club Melipilla, que atraía deportistas animados por las hazañTriunfador mundiales de Estanislao Loayza; y los trabajadores locales se fortalecían colectivamente con la instalación del capítulo melipillano de la Confederación Obrera de Chile en noviembre de Y el teatro, la ópera y los grandes centros sociales y culturales? Hasta ahora, la historia de los salones no daba cuenta de ello fuera de la zarzuela en el Melipilla y, para peor, el Alhambra había dilapidado las esperanzas al no cuajar nunca una argamasa fundamental: empresa-Civilización-entretención.

En Melipilla, con la experiencia de El Triunfo de Belleza, la norma no causó indiferencia. El Labrador publicó una extensa nota sobre su visión de esta regulación, reflexionando que de los espectáculos cinematográficos los hay dañosos para la niñez y para la juventud; y tanto el que enseña a robar como el que incita a la infidelidad, el que despierta ambiciones de riqueza o ostentación vendiendo el pudor, son rechazables, sobretodo en países nuevos, sin sobrecarga pudoroso Efectivo e inclinado a imitar y calcar el oropel mundano de otros países 128. En sus últimos estertores, la Agencia del Colón cumplió con la comunidad, alojando una nueva día a beneficio del club Baquedano, donde aunque con propiedad se presentó un sainete con un reparto netamente melipillano. Incluía a Mercedes Norris, Lucía Morales, Vicente Elgueta y José Luis Norris. Luego, el 17 de septiembre de 1925, en individualidad de los habituales beneficios para exceptuar a la Banda Municipal de su acabamiento, la comisión que la dirigía preparó el montaje de dos comedias, en dos y un acto, incluyendo en la realización y reparto de ambas a Raquel Núñez, Mercedes Norris, Elena Núñez, José Luis Norris, Luis Lecaros, José Casanueva, Laura Morales, Adrián Díaz, Vicente Gutiérrez, Silvio Valdés y Oscar Núñez. Este Asociación, en cuyo seno la grupo Núñez se convertía en un resistente embrión 125 La Estado, 26 de abril de Triunfadorí se le denominaba, y aún se le luz, a la energía disruptiva, inquieta, revoltosa, juguetona, en ocasiones de vagancia u ocio de niños y jóvenes, a quienes se les denomina pelusones. 127 Véase Artículo 6 del Decreto Condición N 558 de 1925, que fue derogado el 1 de diciembre de Acondicionado en: (Revisado en: diciembre de 2011) 128 El Labrador, 4 de octubre de

En el primer firme se encuentra el ingreso Militar al edificio, los accesos a las circulaciones verticales, ataque vehicular, sala de uso múltiple, baño personal, sala de basura, jardines y estacionamientos vehiculares de cita, Encima del servicio de conserjería. La estructura del Edificio es de hormigón armado. En el tierra 10 se encuentra la zona de esparcimiento, contando con quinchos y piscina, Cada sección cuenta con las siguientes instalaciones: Agua caliente: Proveniente de una central de agua caliente que llega al sección por medio de un liñuelo del doctrina central, alimentando la cocina y los baños. Cada unidad cuenta con un remarcador. Electricidad (Iluminación y fuerza para toma corrientes): El tablero principal se encuentra en la entrada de comunicación que contiene sus respectivos automáticos de corte. Encima, cuenta con medidores independientes por cada uno de los departamentos ubicado en el hornacina de medidores de cada firme.

3. Como medida praxis, siempre es conveniente amparar un duplicado de cada una de las llaves de las puertas en un lugar dispar al mismo unidad. Además, se recomienda encarecidamente hacer cambio de las cerraduras o correctamente de combinación de los cilindros de la puerta de llegada en forma anticipada a la mudanza y ocupación de su unidad. En forma adicional se sugiere igualmente colocar una cerradura de seguridad. En este sentido, nuestra empresa no se hará responsable por robos y/o hurtos que pudieran ocurrir en su propiedad. 4. Un núpuro importante de pequeñCampeón fisuras que suelen aparecer en las viviendas se puede catalogar de normales y es producto de la retracción del fraguado del hormigón, atraques o uniones entre instrumentos de distintos materiales prefabricados. Estas micro grietas no deben preocuparlo, pues está previsto que ocurran y su aparición es ineludible. Le solicitamos observar en detalle el punto 1.5. Por último, el cuidado y la mantención del Edificio dependen de Usted y del personal que en él labora, toda vivienda para que se conserve, tiene que ser cuidada y mantenida correcta y adecuadamente. Cuando se produzcan fallas, no espere y resuélvalas de inmediato para Figuraí evitar problemas mayores. Para alcanzar inicio al presente Manual del Propietario es importante señalar algunos aspectos generales que hay que observar al comenzar a hacer uso de su unidad, entre ellas distinguimos los siguientes: Las posibles modificaciones que se quieran hacer al área, sobre todo en el caso de fachadas, debe ser con previa autorización del Comité de Delegación.

48 La opción triunfadora fue ésta, la de no embarcarse en una idea que durante todo este período se había elevado como queja y merecimiento de una comuna que aspiraba a estar al nivel de otras ciudades chilenas. En Melipilla el teatro municipal no iba a ser construido por el municipio, aunque igualmente se haría dueño de un edificio casi nuevo en poco tiempo más. A lo prolongado de 1930 nadie se manifestaría al respecto, pero la idea pero rondaba en el Casino Español, el mismo donde seguían presentándose pequeñVencedor obras de teatro, charlas, encuentros literarios challas plumavit y clases de música. Cuadro tal la vida y el aporte social del casino, así como de los españoles, que algunos agradecían denodadamente su contribución a la ciudad. Este Cuadro el caso de El Labrador: Hay algunas colectividades extranjeras que son motivo de prestigio para algunas ciudades o regiones. Tal es, para Melipilla, la colonia ibérica. Formada por elementos activos, muchos de ellos no desmerecerían encarnar, personalizar la vieja y honrada alma castellana 139. En aquellos salones de calle Merced, incluso se montaban obras que luego eran llevadas al Esmeralda, como la de la compañía venezolana liderada por Aurora Mendoza y Chico de la Peña 140, quienes tendrían una destacada carrera en el país caribeño. Cada año, el Esmeralda contaba con una programación donde las obras teatrales aparecían en dos o tres ocasiones. Los invitados seguían la misma tónica del Colón, con sainete y cacharro cómico, a esta categoría todo un clásico y núpuro fijo en las veladas bufas de las fiestas de la primavera en el mes de noviembre, y en beneficios, como los que se hacían a atención de la policía Específico o del Cuerpo de Bomberos. 139 El Labrador, 16 de octubre de Esta compañía se presentó el mes de septiembre de 1930 en Melipilla.

Cuéntaselo a quien quieras: sólo tienes que escribir su dirección y la tuya para que sepa quién se lo ha enviado.

24 tiaguina y porteña, sobretodo a los que habían viajado o venían de Europa, Clan que ansiaba replicar en la escala local las beldades del primer mundo y su estética afrancesada. En las conciencias de la incorporación sociedad melipillana aún resonaban las palabras que el Intendente Menor Vicuña Mackenna escribiera, tras una de sus visitas, cuando señaló que Melipilla Bancal un poblado de un aspecto del todo muerto, entre otros comentarios lapidarios: Existen algunos edificios públicos, como ser la iglesia parroquial, la gobierno, la casa en que funciona la oficina de correos i las escribaníGanador; una plaza i un cementerio.- Ninguno de los edificios ya mencionados, ni aún los de particulares tienen algo de particular ni en cuanto a su belleza, ni a su forma.- Todas las casas son de un aspecto triste i todas ellas de un solo tierra 74. Ahora perfectamente, Vicuña Mackenna había escrito eso antaño de la aparición del tren. Tras su arribo y no obstante en plena etapa de recuperación post-terremoto, de la mano del Administrador Ramón Valdivieso, la ciudad no estaba completamente dormida. En algunas casas existían pianos, en ocasiones arribaba una profesora de Santiago o un afinador y se publicaban poemas en los periódicos, llenando páginas inclusive con versos donde las visiones idílicas y amorosas predominaban. Se recitaban poesíTriunfador en los actos estudiantiles y pequeñTriunfador comedias se presentaban en la Escuela Superior de Niñas de Melipilla, a cargo de la profesora Rosario Zamorano. El corregidor Manuel J. Benítez citaba a meetings en su hogar, lo mismo hacía luego el directivo del Faja de Melipilla y más tarde los secundaba algún comerciante, en una ronda de encuentros en distintos hogares, siempre puertas adentro y con invitados seleccionados.

1 Danzas ceremoniales y carnavalescas de raíz altiplánica. (Material para ser presentado en el 44 Festival Nacional del Folklore de Santo Bernardo, recopilado por el profesor Francisco González G. junto a la Agrupación Folklórica Hamaycan) Hamaycan y su historia La Agrupación Folklórica Hamaycan nace el 27 de julio de 1976, bajo el tejadillo de la parroquia Santo Mateo, comuna de Pedro Aguirre Cerda. Desde entonces ha enfocado su visión en el estudio y proyección de la Civilización Tradicional Chilena, basada en sus distintas manifestaciones. Hamaycan, sigla que significa Hombre Que Ama y Canta cuenta con 48 integrantes, entre músicos y bailarines, quienes actualmente, se encuentran celebrando sus 39 primaveras de historia. En este camino, siempre va el agradecimiento para quienes han sido parte de esta historia y que fueron sembrando su semilla. Agradecemos a cada unidad de los maestros que han sido formadores y orientadores de nuestro director Caudillo, Francisco González, en particular a la maestra Margot Loyola y al profesor Osvaldo Cádiz, quienes en los inicios de nuestro trabajo, con su reflexión, nos orientaron y guiaron para ir adquiriendo nuestra propia identidad.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “Conseguir Mi challas plumavit To Work”

Leave a Reply

Gravatar